Vale por un centinela

2157392031_b6c0405708_o‘Los guardianes de la azotea’ de Gaudí. Fotografía de Maurice.

 

 

 

 

Dalí estaba cumpliendo el servicio militar, de guardia en el cuartel de Figueras y quería bajar a la ciudad. Dejó el fusil apoyado en la garita con una nota que decía: «Vale por un centinela».

A quién no le gustaría abandonar la guardia de vez en cuando, irse dejando un billete así: «Vale por un centinela». Fantasía universal.

 

 

 

En ‘Lo que cuenta es la ilusión’, Ignacio Vidal-Folch.

Anuncios

Publicado el junio 21, 2013 en Reflexiones. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: