Los enemigos

chess-master-bud-rosewood-chess-pieces-queens-1500

 

 

 

 

Como dos estrellas aciagas, María Estuardo e Isabel Tudor nacieron en el siglo XVI para reinar sobre dos grandes naciones en gestación. Estuvieron predestinadas a una lucha a vida y muerte por la supremacía, una lucha escabrosa que sigue brillando en las páginas de la historia. Pero en la actualidad, después de más de tres siglos, duermen una al lado de la otra en paz, en la abadía de Westminster.

 

 

 

Prólogo de la película ‘Mary of Scotland’ de John Ford.

Anuncios

Publicado el junio 6, 2013 en Cine, Reflexiones. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: