“Indignaos”, Stèphane Hessel

Dejo algunos extractos de la que debiera ser una lectura obligada para todos, os animo con ello a que indaguéis en el alegato completo. Un panfleto  llamado a movilizar a la generación presente para convertirla en la dueña de su propia historia, la historia viva de nuestros días. No deja de resultarme paradójico que sea un señor con más de 90 años, que debiera estar ya desilusionado del mundo, el que se preocupe por lanzarnos a la esperanza y a la lucha en aras de la dignidad humana. Qué grande sería tener un poco del valor de otros momentos. Si algo os queda ahí dentro de orgullo: Indignaos.

<< El motivo de base de la Resistencia era la indignación. Nosotros, veteramos de los movimientos de resistencia y de las fuerzas combatientes de la Francia libre llamamos a los jóvenes generaciones a hacer vivir, transmitir, la herencia de la Resistencia y sus ideas. Nosotros les decimos: ¡Tomad el relevo, indignaos! Los responsables políticos, económicos intelectuales y el conjunto de la sociedad no deben renunciar, ni dejarse impresionar por la actual dictadura internacional de los mercados financieros que amenazan la paz y la democracia.

Yo os deseo a todos, a cada uno de vosotros, que tengáis vuestro motivo de indignación. Es preciso. Cuando alguna cosa os indigna como yo he sido indignado por el nazismo, entonces llegamos a ser militantes, fuertes y comprometidos. Nos unimos a esta corriente de la historia, y la gran corriente de la historia debe seguirse gracias a cada uno. Y esta corriente va hacia más justicia, más libertad, pero no esta libertad incontrolada del zorro en el gallinero. Estos derechos, que la Declaración Universal escribió en el programa en 1948, son universales. Si conocéis a alguien que no los goce, ayudadle a conquistarlos>>.

<<Es verdad, las razones para indignarse pueden parecer hoy menos claras o el mundo demasiado complejo. ¿Quién controla, quién decide? No es siempre fácil distinguir entre todas las corrientes que nos gobiernan. No se trata de una pequeña élite de la que comprendemos claramente las acciones. Es un vasto mundo, que nosotros sentimos que es independiente. Vivimos en una interconectividad como nunca antes ha existido. Pero en este mundo hay cosas insoportables. Para verlo es preciso mirar bien, buscar. Digo a los jóvenes: ¡Buscad un poco, vais a encontrar¡. La peor de las actitudes es la indiferencia, decir “yo no puedo hacer nada, qué estoy haciendo”. Al comportaros así, perdéis uno de los componentes esenciales que hace al humano, uno de los componentes indispensables: la facultad de indignación y el compromiso en el que está la consecuencia>>.

<<Estoy convencido de que el futuro pertenece a la no-violencia, a la conciliación de las culturas diferentes. Es por esta vía cómo la humanidad debera franquear su próxima etapa.[…]Es preciso comprender que la violencia da la vuelta a la esperanza. Es preciso preferir la esperanza, la esperanza de la no-violencia. Es el camino que debemos aprender a seguir. A ambos lados, tanto del de los opresores como del lado de los oprimidos, es preciso llegar a la negociación para hacer desaparecer la opresión; es lo que permitirá que no haya más violencia terrorista: Es porque no hay que dejar acumular demasiado odio>>.

<<El pensamiento productivista, impulsado por Occidente, ha llevado al mundo a una crisis en la que es precisa una ruptura radical con la precipitada carrera del “crecimiento”, en el dominio financiero pero también en el dominio de las ciencias y de las técnicas. Ya es hora de que la preocupación por la ética, por la justicia, por el equilibrio sostenible llegue a ser predominante. Pues nos amenazan riesgos más graves. Se puede poner término a la aventura humana sobre un planeta que puede llegar a ser inhabitable para el hombre>>.

<<¿Cómo conluir esta llamada a indignarse? Recordando además, que en ocasión del sesenta aniversario del Programa del Consejo Nacional de la Resistencia, dijimos el 8 de marzo de 2004, los veteranos de los movimientos de Resistencia y de las fuerzas combatientes de la Francia libre (1980-1945), que sin duda “el nazismo fue vencido gracias al sacrificio de nuestros hermanos y hermanas de la Resistencia y de las Naciones Unidas contra la barbarie fascista. Pero esta amenaza no ha desaparecido totalmente y nuestra cólera contra la injusticia está siempre intacta”.

No, esta amenaza no ha desaparecido totalmente. También, llamamos siempre a “una verdadera insurreción pacífica contra los medios de comunicación de masas que no porponen como horizonte para nuestra juventud más que el consumo de masas, el desprecio por los más débiles y por la cultura, la amnesia generalizada y la competicion a ultranza de todos contra todos”>>.

A los y las que harán el siglo XXI, les decimos con nuestro afecto:

“CREAR, ES RESISTIR.

RESISTIR, ES CREAR”.

Anuncios

Publicado el marzo 17, 2011 en Reflexiones. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: