Mediocre blues

Suena mal, suena mal,
qué mal suena tu blues.
Me provoca descomposición,
tirotea mi armonía,
no me eleva a nada nuevo.
Suena mal, suena mal,
qué mal suena tu tristeza.
Apedrea el orden y el compás
rompe la luz, no me sirve ni de sombra.
Y no me lo puedo explicar,
¿de verdad vas a crear este engendro?
¡Tú, pusilánime, despierta!
sueñas conforme en la mediocridad.
Y qué mal suena, demonios, es horrible.
¿Piensas dejarlo así?
¿No vas a cambiarlo en nada?
No es que yo quiera molestarte pero
¡santo dios!, ¿te has quedado sordo?
Escúchalo con calma, corazón,
¿dónde te enseñaron ritmo?
¡Monotonocomún, nimiordinario!
pero ¿a dónde vas con esa pena?
Si siempre estás igual,
si eso ya no se lleva.
No me vengas, te lo ruego, con tu blues,
¿quién en su sano juicio querrá escucharlo?
Te has encerrado, sin salida, con el ruido
de los días junto a una confusión de notas.
¿Acaso piensas te pondré yo los arreglos?
Vamos chico, estás perdiendo el tiempo,
¿cómo piensas triunfar con eso?
Si suena mal, suena mal tu blues,
rematadamente mal, quizá peor,
cómo pretendes venir y emocionarme.
Regresa por donde viniste, infeliz,
y allá te quedes con tu blues, tristeza.
Edu.
Anuncios

Publicado el mayo 8, 2010 en Poesía. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: