Fragmento “Mortal y Rosa”

En mi habitual, podría decir manía pero diré costumbre, de ir por la calle leyendo siempre todo lo que está escrito, ya sean carteles, pintadas o simplemente nombres de comercios, encontré el otro día, viajando en metro, el fragmento de una obra literaria que no me dejó indiferente. Suele ser normal encontrarse con éstos, ya que forman parte de una campaña para el fomento de la lectura. Entre ellos, puede uno tropezarse desde a Eduardo Mendoza urdiendo un secuestro hasta a Espronceda con su celebérrima “Canción del pirata”. Son fragmentos muy breves que pretenden condensar gran parte del interés que en unas pocas líneas puede despertar una obra, y, por lo general, no terminan siendo más que un pasatiempo en lo que dura llegar de una estación a otra. Pero bien, como digo, el otro día uno de ellos me llamó la atención más de lo que lo había hecho ninguno de los otros. Tal vez porque lo primero que vi fue la firma de Francisco Umbral y comencé ya mi lectura con la sensación de que en algún momento de ella, de un grave quejido, me iban a mandar a la mierda. Pero, nada más lejos, me encontré un texto con una sensibilidad asombrosa, en las antípodas mismas de la imagen que del escritor se nos dio a los que creemos conocer sólo por ver la tele. El texto pertenece a una de sus obras más reconocidas, “Mortal y Rosa”, donde Umbral, para mi gusto, hace un excelente retrato, cargado de poética, de la sensación humana de la pérdida. El escritor, que se lamenta por la muerte de su hijo, transmite en realidad, como pocas veces había leído, la conmoción de lo inútil de la vida cuando nos enfrentamos a la muerte.

Sólo encontré una verdad en la vida, hijo, y eras tú. Sólo encontré una verdad en la vida y la he perdido. Vivo de llorarte en la noche con lágrimas que queman la oscuridad. Soldadito rubio que mandaba en el mundo, te perdí para siempre. Tus ojos cuajaban el azul del cielo. Tu pelo doraba la calidad del día. Lo que queda después de ti, hijo, es un universo fluctuante, sin consistencia, como dicen que es Júpiter, una vaguedad nauseabunda de veranos e inviernos, una promiscuidad de sol y sexo, de tiempo y muerte, a través de todo lo cual vago solamente porque desconozco el gesto que hay que hacer para morirse. Si no, haría ese gesto y nada más.
Qué estúpida la plenitud del día. ¿A quién engaña este cielo azul, este mediodía con risas? ¿Para quién se ha urdido esta inmensa mentira de meses soleados y campos verdes? ¿Por qué este vano rodeo de la muerte por las costas de la primavera? El sol es sórdido y el día resplandece de puro inútil, alumbra de puro vacío, y en el cabeceo del mundo bajo un viento banal sólo veo la obcecación vegetal de la vida, su torpeza de planta ciega. El universo se rige siempre por la persistencia, nunca por la inteligencia. No tiene otra ley que la persistencia. Sólo el tedio mueve las nubes en el cielo y las olas en el mar.

Francisco Umbral

Anuncios

Publicado el enero 15, 2009 en Literatura. Añade a favoritos el enlace permanente. 1 comentario.

  1. “¿A quien engaña este cielo azul, este mediodia con risas?….que frase tan bonita…llena de tanto significado…
    La vida no entiende de leyes…ni de justicia…el hombre solo puede contar con su amor y su inteligencia…y a partir de ahi llorar sus dolores, gritar al viento el vacio que deja aquel que se va y amamos, caernos y levantarnos para seguir…la vida manda y nosotros seguimos…aunque no queramos….
    “El sol brilla con la luz que le roba a la luna y deja la noche oscura”…
    Me ha gustado mucho tu escrito y la verdad que me parece muy buena mania la tuya de ir leyendo todo lo que encuentras en tu camino…donde menos te lo esperas se encuentra lo mas grande…

    Saludos

    Luna

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: