“Balance”, o quien no comparte, no disfruta

Brutal este corto de los hermanos Lauenstein, Wolfgang y Christoph, ganadores del Oscar a la mejor animación en 1990 precisamente por él. Como si de una obra de Ionesco se tratara, esta historia de poquito más de 7 minutos, que en principio parece completamente absurda, termina por convertirse en una descorazonadora advertencia de la soledad a la que debe enfrentarse el ser humano si dedica sus acciones únicamente para velar por sus propios intereses. El corto ahonda, además, en la necesidad ineludible de la cooperación para intentar conseguir los propósitos individuales. Tener la gentileza de compartir se convierte, en esta inteligente pieza, en la única forma de acceso a poder disfrutar de lo que se tiene, en la que los autores, valiéndose de recursos estéticos muy sencillos, son capaces de plasmar eficaz y explícitamente su mensaje. Pero bueno, ya he concretado bastante cuáles son mis conclusiones de este corto, ahora véanlo, si quieren, y saquen ustedes las suyas.

“Balance”, de Wolfgang y Christoph Lauenstein

Anuncios

Publicado el febrero 27, 2008 en Reflexiones. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: