Volver, con olor a capuccino

Comienza mi nueva andadura por este, el maravilloso y exigente mundo de las bitácoras. Tras mi sonado fracaso como blogger de la competencia, con cuotas de audiencia bajo mínimos, debido tal vez a mi desidia y y mala organización, tal vez al mal producto con el que trataba de atraer vuestra atención, me conciencio aquí con mi nuevo empeño y el firme propósito de enmendar algunos de mis anteriores errores, tratando de llevar, esta vez sí, este barco a buen puerto.

A la mañana se desprende el suave olor a capuccino de mi taza, y en ese ligero aroma de café mezclado con los intentos de ser del chocolate he vuelto junto a él y este nuevo despertar, a seguir formando parte de la vida. Un revivir de los dos, el de mis reflexiones, que en última instancia son yo mismo, y el de mi bitácora, rastro de lo que alguna vez estuve siendo por el camino.

Pues bien, ahora os presento brevemente mi proyecto. En primer lugar, he creído conveniente trasladarme a wordpress ya que he encontrado muchísimas ventajas con respecto a blogger, sobre todo en lo referente a distribución, diseño y administración del blog. Tengo que decir que a todas luces me parece un sistema mucho mejor organizado, completo y elegante, y espero que esta primera impresión siga manteniéndose en el futuro. En segundo lugar, he decidido no complicarme demasiado la existencia en el diseño, por lo cual me he limitado a escoger una plantilla común y personalizarla únicamente en los contenidos. En este sentido he destinado la barra lateral izquierda para albergar todos aquellos enlaces exteriores al blog y la barra lateral derecha para contenidos propios de la bitácora.

Como peculiaridades menciono mi intención de, en la medida de lo posible, colocar los enlaces por medio de los logos propios de cada web, fórmula que me parece mucho más estética y que considero dará un toque de colorido a la página, y por otra parte, la querencia a tener todos los contenidos del blog perfectamente ordenados y jerarquizados, tanto en categorías, como en nubes de tags, archivos, calendario mensual marcador de entradas, etc.

Con todo ello quiero asegurarme dos cosas. Una, hacer atractiva la visibilidad de la página a los visitantes, sin desajustes ni sensación de desorden; y segunda, y más importante, hacerme ameno y fácil el añadir entradas, pues como bien ya he aprendido de mi anterior etapa, cuanto más farragoso se te hace publicar, más pereza te da escribir y, en consecuencia, mayor es el abandono.

En definitiva, este es mi nuevo intento de blog. Estas son mis nuevas Reflexiones de Bitácora. No busco más que pasar un rato entretenido escribiendo con los que queráis sobre todo aquello que nos apetezca y que creamos merece la pena pararse a pensar.

Un abrazo a todos. Sed bienvenidos al blog.

Anuncios

Publicado el septiembre 18, 2007 en Uncategorized. Añade a favoritos el enlace permanente. 4 comentarios.

  1. ¿Capuccino? No se yo lo que tu olerías. Oye me gusta el sitio este, la otra basura también me molaba, pero no se este blog es pura poesía.

    Volviendo al principio, no sería un café del McDonald.

    Saludos.

  2. Olé ese Rafita! Sí, olía a capuccino, te lo juro, era de ese que viene en sobres, pero olía a capuccino. A ver cuando me invitas tú a uno de los buenos. Preferiblemente que no sea de McDonald, que ya sabes tú que de ahí a mí sólo me gustan las big mac, y las cuarto de libra, y las mcpollo, y las mcroyal,y los caprichos, y las patatas, y la salsa moho de churrasco,y la salsa deluxe, y el refresco, y los sundays, y los mcflurrys…Resumiendo, que de todo los demás sí, pero café no.

    Me congratula que te mole el sitio, y me gustaría que así siguiera la cosa. Es por eso que…”estamos trabajando en ello, trabajando en ello”.

    Un abrazo, y a ver si tu también vuelves, que por aquel lugar que tú ya sabes están a la espera de entregarte la factura.

  3. Me ha alegrado muchísimo ver que alguien me había linkeado en su blog y mi sopresa ha sido aún mayor cuando he entrado en tu blog y he visto que eras tú. Espero que te vaya muy bien Edu, eres grande – como dice el gran Abraham Mateo-.

    Saludos, compañero!

  4. ¡Hombre! ¿Qué esperabas? Era de naturaleza obligada para mí el añadir tu blog a mis selectas recomendaciones :P. Me mola el puntillo de intimismo y poesía que utilizas, además de que eres el último tepindro al que aún le queda valor para seguir vivo. Todo eso no lo podía dejar pasar por alto, así que lo he bajao a estos desapegados mundos para que todo aquel que por aquí se halle perdido también tenga la oportunidad de disfrutarlo.

    Grandes, todos somos grandes, lo malo es que de unas partes más que de otras, y no precisamente en el orden que uno desearía.

    Muchas gracias por molestarte en comentar. Un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: